Últimas actualizaciones en portátiles de última generación

La tecnología es un mundo que avanza a una velocidad de vértigo. Tanto que es posible que comprobemos cómo nuestro ordenador de cuatro o cinco años va paulatinamente quedándose desfasado, requiriendo cada vez de más actualizaciones para obtener un óptimo rendimiento.

Estamos acostumbrados a que las aplicaciones tengan que ser actualizadas para no quedarse obsoletas, especialmente las de los teléfonos móviles. Pero, para que los programas de ordenador funcionen correctamente, no solamente es necesario actualizarlo cada determinado tiempo, sino también vigilar el funcionamiento del hardware, que es el que soporta el software. Con todos los avances en tecnología, es evidente que un portátil de principios del año 2000 se quedará anticuada en cuestión de tiempo, porque su soporte físico no resistirá la velocidad o el peso de los programas. Cuando esto sucede, lo más sencillo es hacerse con portátiles baratos online, ya que si tenemos que reponer las piezas puede llegar a salirnos más caro que hacernos con uno nuevo.

Por qué es importante hacer actualizaciones en nuestro ordenador

Antes de mencionar las actualizaciones más importantes en portátiles en los últimos años, conviene destacar la importancia que esto tiene para el buen funcionamiento del ordenador.

Muchas veces actualizamos lo que nos pide el ordenador por obligación, sin conocer exactamente para qué sirve, más allá de no poder utilizarlo durante unos minutos y luego tener que reiniciar. Por estas razones, queremos aclarar que existen dos tipos de actualizaciones.

En primer lugar, están las de alta prioridad o importantes, que son las que influyen directamente en el rendimiento del sistema. Después, hay algunas recomendadas, que son aquellas que mejoran el software, pero no afectan necesariamente al sistema. Y, por último, existen las actualizaciones opcionales, que afectan a las aplicaciones más pequeñas.

Las actualizaciones más importantes de los últimos años

A continuación, haremos un repaso por las novedades y actualizaciones que han ido apareciendo en los portátiles en los últimos años.

En cuanto a sistema operativo, Windows ha hecho grandes modificaciones. Cada día que pasa, el famoso Windows XP se va quedando cada vez más desfasado, con problemas de arranque y de funcionamiento. Mientras, ha ido sacando gamas nuevas: Windows Vista en 2007, Windows 7 en 2009, Windows 8 en 2012 y su último lanzamiento, Windows 10 en 2015.

En lo referente al hardware, también encontramos grandes cambios. En primer lugar, está el cambio en el sistema de almacenamiento, que ha experimentado varias metamorfosis en los últimos años, esencialmente en el tamaño y en la capacidad. Hemos pasado de utilizar un disco duro a las conocidas unidades SSD, de unas dimensiones considerablemente menores. Realizar este cambio sería primordial para asegurarnos el buen rendimiento del ordenador.

Otro elemento que ha sufrido modificaciones en los últimos años, y aquellas personas que trabajen en cuestiones relacionadas con el diseño gráfico o los amantes de los videojuegos se habrán dado cuenta de ello, son las tarjetas gráficas.

En definitiva, en los últimos años son muchos los avances tecnológicos que se han hecho, por eso es importante hacer las actualizaciones necesarias y garantizarnos la longevidad de nuestro ordenador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *