Trucos y consejos para adiestrar a tu perro

Mucha gente cree haber educado correctamente a su perro, cuando en realidad no es así y, de hecho, no tardan demasiado tiempo en darse cuenta. Y es que entrenar a un perro no es una tarea sencilla, especialmente si no se cuentan con los conocimientos necesarios, por ello hemos querido aprovechar este post para darte una serie trucos y consejos que te serán de gran ayuda a la hora de adiestrar a tu perro.

Puntos clave para el buen entrenamiento de un perro

·         Gritar, regañar o pegar a tu perro no es la solución, de hecho, será un paso atrás.

·         Desesperarte no te servirá de nada. La paciencia será tu mejor aliada.

·         Olvídate de utilizar collares demasiado apretados que puedan ahogarle y provocarle problemas para respirar. Es una crueldad, y además no te aportará ningún beneficio.

·         Llámale siempre por su nombre y no cambies la manera de dirigirte a él, ya que no hará más que confundirle.

Ahora que ya sabes los conceptos básicos, vamos a ver algunos trucos que te serán de gran ayuda. Comenzamos.

Claves para un correcto adiestramiento

Para un correcto adiestramiento es fundamental que seas constante, y que trabajes con tu perro al menos tres veces por semana. Lo mejor es entrenar con él después de haber salido a pasear, ya que estará cansado y desahogado, por lo que le resultará más sencillo adquirir conocimientos.

Te recomendamos que elijas un lugar tranquilo en el que sepas que tu perro se sentirá a gusto, y es que la intimidad es fundamental a la hora de adiestrar a cualquier tipo de perro, independientemente de la raza.

Cuando vayas a entrenar a tu perro, lleva siempre contigo algo que pueda servir de perro, como una galleta, una chuche, un juguete, etc. Cuando haga bien las cosas, ofrécele alguno de estos premios, ya que será muy bien recibido y lo volverá a hacer para recibirlo de nuevo. Y además de premiarle, también es importante que después de hacer algo bien le felicites efusivamente.

Si en cambio no hace lo esperado, no tienes que chillarle ni reñirle, sino tener paciencia y comenzar de nuevo. Tranquilo y no te desesperes, con constancia y dedicación acabará aprendiendo.

Importante que las sesiones no duren más de 30 – 45 minutos, ya que el perro se cansará, y pasado ese tiempo es muy probable que esté desconcentrado y no responda a nada de lo aprendido.

Tu entrenamiento será más eficaz si utilizas cada sesión para trabajar una sola orden, ya que si trabajas diferentes órdenes a la vez, corres el peligro de mezclarle las ideas, y acabará por no responder ante ninguna. Debes ir paso a paso, sin prisa pero sin pausa, ya que las prisas nunca son buenas compañeras, y cuando se trata de adiestrar a un perro, menos todavía.

De modo que ya lo sabes, si tienes un perro y por mucho que te esfuerzas no consigues que responda de la manera adecuada, toma nota de los consejos y trucos que te acabamos de dar. Verás cómo en poco tiempo comenzarás a notar los resultados. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *