ladrones sistemas seguridad

¿Qué tecnologías usan los ladrones para saltarse los sistemas de seguridad?

Los ladrones cada vez usan mejores técnicas para evadir los sistemas de seguridad que se instalan en viviendas y comercios. Por ello, en este artículo se muestra cómo lo hacen y qué usan para llevar a cabo sus hurtos.

Los robos en España

Según el informe de 2016 de la UNESPA (Asociación Empresarial del Seguro), en ese año se produjeron 60.353 robos en comercios en todo el territorio nacional, y esto teniendo en cuenta solo los comercios asegurados. Es un claro reflejo de que cada vez son más los hurtos en nuestro país y por ello hay que procurar estar más protegidos.

Pero, ¿a qué se debe este número tan grande, si cada vez hay mejor tecnología en los sistemas de seguridad? Pues a que los cacos también renuevan su arsenal de técnicas para robar. Cada vez son más las investigaciones por parte de la Policía en las que se encuentran nuevos métodos para acceder a viviendas o nuevos aparatos para eludir los sistemas de seguridad de los comercios.

Nuevas tecnologías usadas para robar

Los delincuentes usan distintos artefactos de última tecnología para asaltar viviendas o negocios. Entre los más usados destacan los inhibidores de frecuencia o la colocación de micro cámaras en las mirillas de puertas o en ventanas.

En el caso de los inhibidores, en empresas como www.hesecurity.es los utilizan para bloquear el ancho de banda GSM y radio, inutilizando de esa forma cualquier dispositivo que tengas para comunicarte con el exterior, como móviles o tus propias alarmas. De esta forma, los ladrones te dejan incomunicado para que no puedas pedir ayuda y anulan cualquier sistema que pueda atraer la atención o llamar de forma automática a la CRA (Central Receptora de Alarmas) o a la Policía.

Por otra parte, estás las micro cámaras. La técnica consiste en colocar cámaras muy pequeñas en las mirillas de las puertas o en las ventanas de la casa. De esta forma, controlan los posibles movimientos que haya en la vivienda, tanto dentro como fuera, si salimos o entramos a algunas horas en concreto y ver de qué métodos dispones para evitar los hurtos (si es que dispones de alguno). Este sistema tiene una variante, los ladrones desenroscan la mirilla e introducen una cámara extensible para observar qué hay en el interior de la casa y cómo es la cerradura para su posterior forzado.

Estos procesos suelen llevarlo a cabo bandas organizadas, las cuales normalmente buscan casas en las que los dueños pasen pocas horas al día o incluso estén fuera de la residencia un tiempo. Así reducen el riesgo a ser descubiertos.

Métodos tradicionales

A pesar de los nuevos métodos, aún se siguen usando los clásicos como el resbalón, que consiste en abrir una cerradura con una radiografía; el ganzuado, que es abrir usando ganzúas; o el bumping, en el que se da un golpe seco con un martillo a una llave introducida en la cerradura que hace saltar la misma.

Todos estos métodos únidos se van sofisticando con el tiempo con el objetivo de brindar la máxima seguridad, aunque queda mucho trabajo por hacer. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *