Podemos, abierto a ceder en gasto público o política fiscal

La última reunión llevada a cabo entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez ha dejado auténticas perlas que están siendo muy comentadas en los últimos días en los principales medios del país. Y es que tal como informó el propio Pablo Iglesias, Podemos está completamente abierto a ceder en temas relacionados con la fiscalidad, el déficit, el gasto público y la reforma laboral con la única intención de favorecer un acuerdo con el Partido Socialista.

Y es que parece que el partido de Pablo Iglesias ha dado marcha atrás y ahora se muestra dispuesto a rebajar las pretensiones que anunciaron antes de mantener la primera reunión, entre las que destacan la reforma fiscal o el gasto público entre otras.

La idea está en conseguir formar un gobierno progresista de coalición a la valenciana, tal como informó el propio Pablo Iglesias, en el que estuvieran presentes además del Partido Socialista y Podemos, otros partidos de Izquierdas como Compromís o Izquierda Unida.

Al menos así apuntan las fuentes que han informado sobre la última reunión mantenida en el Congreso entre Iglesias y Sánchez, candidato a la Moncloa por el Partido Socialista.

El líder de Podemos también ha querido mencionar que le ha propuesto a Pedro Sánchez elevar el gasto público a 60.000 euros y no hasta los 90.000, como se tenía pensado en un primer momento y tal como aparece en el programa, así como eliminar únicamente la única reforma laboral llevada a cabo por el Gobierno de Mariano Rajoy, pero no así la firmada por José Luís Rodríguez durante su mandato.

Continúan trabajando

Iglesias también ha querido salir al paso de los constantes rumores que están apareciendo sobre la imposibilidad de conseguir una coalición entre Podemos y PSOE, alegando que aunque el acuerdo se muestra complicado y todavía está lejos, continúan trabajando para conseguirlo.

Y es que existen un sinfín de ideas que todavía tanto Iglesias como Sánchez no han podido abordar con todo detalle durante las dos reuniones que han mantenido entre ellos, pero tal como ha anunciado, están trabajando para tratar de favorecer y facilitar el diálogo entre ellos y llegar a un acuerdo entre los dos partidos más importantes de la izquierda española.

La última reforma fiscal planteada por Podemos, que rebaja el gasto público de los 90.000 euros propuestos en un primer momento a los 60.000, así como la relajación a la hora de cumplir con el objetivo marcado por el déficit o la derogación de la reforma laboral aprobada por el Gobierno socialista de José Luís Rodríguez Zapatero, eran 4 de las 6 cuestiones a tratar que focalizaban la atención de dicha reunión, a la vez que 4 cuestiones que todo apunta a que alejan un posible acuerdo.

Para terminar, Iglesias quiso indicar que el ya ha cedido y que ahora es el turno de Pedro Sánchez, aunque según apuntan desde Podemos, para que el acuerdo se lleve a cabo Iglesias también pediría la exclusión del Gobierno de Ciudadanos, algo a lo que todavía no se ha pronunciado Albert Rivera, líder del partido.