Nuevos cambios legislativos en el sector del transporte de mercancías

A día de hoy, existen algunos cambios legislativos de los cuales cualquier empresa y transportista debe tener en cuenta para que sus funciones laborales estén bajo la ley y, de paso, a su vez, le pueda amparar. De lo contrario, si no se tienen en cuenta los cambios mencionados pueden derivar a sanciones administrativas porque no se estará ejerciendo dichos procedimientos laborales que ampara la ley. Tener esto en cuenta es crucial para que todo funcione correctamente sin contratiempos.

El mundo del transporte siempre se ha visto, por una banda, como un sector laboral duro pero a su vez con un poder adquisitivo importante, tanto por parte de las empresas como en los autónomos con sus propios vehículos.

De hecho, muchos de estos transportistas autónomos han podido comprar, a lo largo del tiempo, diferentes vehículos para poder crear su propia empresa mientras ellos mismos seguían ejerciendo sus actividades normales aumento sus beneficios económicos.

Incluso en muchas ocasiones, estos propios autónomos, han contratado a otros compañeros del sector para hacer servicios puntuales o fijos para poder realizar el trabajo encomendado a cambio de un porcentaje de la facturación por el profesional contratado.

Aunque es importante destacar que, como es lógico, para que estos transportistas autónomos pudieran contratar a otros compañeros del sector, tanto si eran asalariados o autónomos, deben tener tarjeta de transporte, los papeles en regla y los pagos de autónomo al día.

Sin embargo, ahora hay otros cambios legislativos de los cuales hay que tener en cuenta para que los transportistas puedan ejercer sus funciones como profesional.

¿Qué hay que tener en cuenta ahora para que un transportista pueda ejercer sus funciones?

Hasta ahora has conocido lo que se debía tener en cuenta para que una empresa estuviera bajo la ley, los autónomos y las contrataciones legales que se podía hacer entre profesionales que no son asalariados.

Sin embargo, ahora hay unos cambios legislativos que se deben tener en cuenta especialmente a los autónomos y asalariados para que puedan hacer sus funciones como profesionales. Veamos algunos de estos cambios:

Todo transportista debe tener su tarjeta de transporte y, si no la tiene, debe estar en una cooperativa

Todos los transportistas deben comprar su tarjeta de transporte para poder transportar mercancías por carretera y, en el caso que no pudiera ser posible por cualquier motivo, el profesional está obligado, en ese caso, a asociarse con una cooperativa para poder ejercer la función.

En el caso de los autónomos, si están en una cooperativa de transportes, deberá facturar a la cooperativa y después la cooperativa facultará a la empresa donde se están realizando los trabajos con el porcentaje de comisión que le corresponda por ofrecer dicha tarjeta.

El transportista debe tener la titulación de transportista profesional

Hasta ahora no era necesario tener una titulación que acredite al transportista como profesional. Sin embargo, ahora es obligado tener esta titulación porque, en el caso que no se tenga, no podrá realizar sus funciones.

En el caso que vivas en Cataluña y tengas un camión de alto pesaje es obligado el Cat

En el caso que el profesional resida en Cataluña y tenga o trabaje con un camión de alto pesaje, estará obligado a tener el Cat, ya que de lo contrario ni podrá realizar sus funciones laborales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *