Mejores terapias contra el estrés laboral

El trabajo nos reta con situaciones de estrés ante las cuales nuestro organismo se activa. Las situaciones estresantes pueden ser rutinarias, como solventar las pequeñas dificultades diarias de nuestra labor o los acontecimientos inesperados. El estrés es normal, pero el problema viene cuando nos encontramos con factores estresantes que nos pueden afectar negativamente por su intensidad, constancia o porque somos incapaces de adaptarnos a ellos.

Por ejemplo, puede ser la sobrecarga de trabajo, los plazos demasiado breves, problemas técnicos y de logística o problemas personales con compañeros y jefes. Todo suma y, cuando no resistimos más, podemos acabar con un trastorno de ansiedad por estrés laboral. ¿Cómo resolver esta situación? En esta página hay algunas claves.

Terapias contra el estrés laboral

El estrés laboral desaparece con los factores que lo provocan. Es una buena idea intentar solventar esto yendo a la raíz del problema. Por ejemplo, mejorar la comunicación con los compañeros para arreglar problemas personales. También se podría intentar mejorar el sistema de trabajo para que la organización funcione mejor y la carga de trabajo sea más adecuada o los plazos más cómodos.

Pero no siempre podemos eliminar el origen del estrés laboral. Llega un punto en el que algunas personas adquieren desórdenes psicológicos por el estrés, que pueden derivar en situaciones como la crisis de ansiedad y pánico. Así que lo mejor es aprender a adaptarnos a estos factores, o corregir nuestra reacción cuando ya es excesiva y nos hace daño. ¿Qué terapias o tratamientos puedes seguir para reducir tu estrés laboral?

Terapia cognitivo-conductual

En casos de trastorno de ansiedad, la terapia cognitivo-conductual ha demostrado ser el tratamiento más efectivo. Esta terapia tiene dos objetivos. El primero es el cognitivo. Se trata de trabajar sobre la raíz de nuestro trastorno para reeducarnos y ver las cosas de otra manera. En la parte conductual se enseñan y practican soluciones y herramientas para controlar los síntomas de la ansiedad y el estrés.

Mindfulness

La terapia o forma de vida centrada en la «atención plena» está demostrando ser muy efectiva para rebajar el estrés. Es un sistema de meditación no relacionado con la espiritualidad, sino con técnicas científicas de autoconocimiento y centralización del pensamiento. Se consigue que tengamos la cabeza «aquí y ahora», sin preocuparnos de cosas que todavía no han ocurrido, o del pasado. El mindfulness nos permite centrarnos, relajarnos y observar lo que tenemos delante, de modo que podemos enfocar mejor nuestras energías y rebajar la tensión.

Técnicas de relajación

Sin duda, aprender técnicas que nos permitan rebajar la sensación de continua tensión y ansiedad es una buena idea. Emocional y psicológicamente, con las técnicas de relajación podemos frenar la vorágine mental, centrar los pensamientos y tomar el control. Fisiológicamente, nos permiten controlar la respiración, disminuir la presión arterial y la tensión muscular, así como reducir las dolencias físicas derivadas.

Frena y disfruta de tu trabajo

Que el estrés laboral no afecte a tu salud y bienestar. Es posible trabajar a gusto, así como es posible no llevarse las preocupaciones del trabajo a casa. ¿Sufres de estrés? Pues no dudes en acudir a un profesional. ¡Disfruta de tu trabajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *