La importancia de tener los neumáticos en buen estado

A la hora de comprar recambios de coche hay muchas personas que intentan atrasar esta compra lo máximo posible sin tener en cuenta los riesgos y los problemas de seguridad que pueden sufrir.

Actualmente se pueden comprar neumáticos baratos de buenos fabricantes que, por un lado reducen nuestra factura y, por otra parte, evitan que comprometamos nuestra seguridad y la de los viajeros que nos acompañen en la carretera.

¿Sabías que en 2016 y 2017 el número de accidentes mortales en carretera se han disparado más de un 5%?

Los neumáticos en mal estado no sólo hacen que el coche frene más tarde, sino que provocan deslizamientos y reducen el agarre al asfalto, producen vibraciones y las tasas de frenado en lluvia dan auténtico miedo. ¿Merece la pena no elegir mejores repuestos de coche?

Antes de realizar un viaje largo o corto tenemos que tener el coche siempre a punto, revisar que todas las piezas estén en buen estado o comprar recambios de coche. Pero sabiendo que la diferencia de frenado entre un neumático en buen estado y uno en mal estado es de un 28%, con diferencias de más de 5 metros de frenado en seco, comprar neumáticos nuevos parece la mejor inversión posible.

Uno de los errores más comunes que cometen las personas es que cuando compran un vehículo piensan que el coste es sólo el precio que han pagado por el vehículo y el combustible. Sin embargo, cuando calculamos el coste de tener un vehículo tenemos que añadir anualmente el coste de las revisiones, impuestos, y los repuestos de coche que fuesen necesarias.

Los recambios de coche son una parte esencial de la vida útil de cualquier vehículo, por lo que tenemos que perderles el miedo y comenzar a comprender mejor como funciona nuestro coche. Y es que, los repuestos de coche son una de las formas más baratas de rentabilizar la inversión que hemos hecho al adquirir un coche.

Comprando recambios de coche a tiempo y sustituyendo una pieza que da problemas, o poniendo neumáticos nuevos, conseguiremos evitar futuras averías más complicadas como el fallo general del motor, o tener que comprar un coche nuevo con el gran desembolso que eso conlleva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *