Factores importantes al escoger la mampara de ducha de tu baño

La ducha en el cuarto de baño ha desplazado de manera progresiva a la bañera. Por espacio, seguridad, ahorro de agua o de tiempo, lo cierto es que la bañera ya no es el elemento principal del aseo diario. Por ello, la mampara de ducha ha sustituido a la tradicional cortina de baño. Supone un elemento muy práctico y estético, que evita que el agua salga del plato de ducha, protegiendo de salpicaduras y charcos en el suelo que pueden provocar accidentes. Pero, a la hora de elegir mamparas de ducha baratas, ¿qué criterios debes de seguir? A continuación, te presentamos una serie de claves para que tu elección sea la adecuada.

Claves para elegir la mampara de baño

Materiales

¿Cristal o acrílico? El cristal suele ser el más usado. Es conveniente tener en cuenta el grosor del cristal. El de 6 milímetros es el que más se utiliza, gracias a su estabilidad. También es necesario precisar si se trata de cristal templado. Este tratamiento ofrece un acabado de seguridad que evita roturas, y lo hace la elección ideal si tienes niños en casa.

El acrílico es un material plástico translúcido mucho más económico que el cristal. Ligero y de muy fácil mantenimiento. Si tienes mampara acrílica corredera, te será más sencillo abrirla y cerrarla. Soporta bien las humedades y se limpia con cualquier producto habitual de limpieza.

El tamaño del baño

El espacio de tu baño es determinante para elegir el tipo de mampara. Con un cuarto de baño amplio y luminoso, lo mejor será una mampara de cristal que aportará un excelente diseño. En cambio, si es un espacio reducido, lo mejor es que optes por una mampara fija sin puerta. Imprescindible tener muy en cuenta la anchura del plato para poder acceder sin problemas y que no salpique el agua fuera.

El diseño del plato

El diseño del plato es clave para elegir la mampara. En función de su formato cuadrado, rectangular o redondeado, elegirás una u otra. Otro aspecto importante es la altura de la mampara. Escoger una mampara de gran altura hará que evites las salpicaduras o los molestos charcos de agua. Las mamparas de formato cuadrado o rectangular son un diseño que está de moda para conseguir un estilo actual en tu cuarto de baño.

El tipo de puertas

Los principales tipos de puertas para mampara que puedes encontrar en el mercado son dos. Las puertas correderas son perfectas para baños con poco espacio, ya que no necesitan espacio accesorio para abrirse. Las puertas batientes son el otro tipo, y pueden abrirse tanto hacia fuera como hacia dentro. Esto hace que este tipo de apertura deje un espacio ancho de entrada, lo que te permite ganar unos centímetros.

Las posibilidades para elegir una mampara de baño son muy amplias y te permiten crear un espacio único y personalizado con un diseño actual. Una solución práctica y cómoda que aportará a tu baño un nuevo estilo. Además, te ahorrará tiempo de limpieza y mantendrá tu baño en perfecto estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *