Estampida de vehículos en el primer día de la nueva zona azul

Han entrado en vigor el primer conjunto de las 800 nuevas plazas de estacionamiento regularizado, ORA, que te obliga a pagar si quieres aparcar tu vehículo. Estas nuevas plazas se encuentran junto a la avenida Álvaro Domecq. El siguiente millar entrará en vigor en escaso tiempo y lo hará en las zonas de San Mateo y San miguel.

En cuanto al vecindario podemos decir que tienen una ventaja y es que si obtienen la tarjeta de residente tendrán de manera garantizada y en toda ocasión la posibilidad de aparcar, una noticia que ha surgido un positivo efecto entre la mayoría de los vecinos de la zona. Esta tarjeta se podrá conseguir por 28,50 euros, una cifra adecuada si tenemos en cuenta que se paga de forma anual. Sin embargo, no todos han recibido la noticia de manera semejante, sino que los conductores habituales de esta área expresaron su descontento dejando de lado las nuevas zonas para estacionar sus turismos, causando un cambio de planes para más de uno que tuvo que adelantar su despertador un tiempo. Ellos achacan su queja a que la zona, situada en el centro, es un área de trabajo y que no tendrían por qué pagar para ir a trabajar, buscando de la forma más rápida posible los lugares sin este estacionamiento regulado.

Por otra parte la opción de otra muchísima gente ha sido indagar para encontrar plazas de garaje y así tener un lugar de estacionamiento asegurado, y es que en la zona de la plaza de toros muchas madres y padres que llevan a sus hijos al colegio no encuentran aparcamiento.

Pero la zona azul no ha sido la única nueva en llegar, sino que le acompaña la zona verde, que únicamente permite aparcar el turismo un máximo de cinco horas, de forma ininterrumpida, por la cifra de 2,55 euros. La respuesta de los conductores fue exactamente igual que con la zona azul.

Pero la cuestión que nosotros hacemos es, ¿Cómo afectará esta nueva medida a los pequeños comercios del centro? ¿Cómo será el nuevo concepto de estacionamiento en los próximos meses? Y sobre todo, esta estampida de vehículos destacada en algunas áreas, ¿durará para siempre?

El PP, ¿Causante o no causante del problema?

El actual gobierno local socialista ha declarado que la medida fue tomada por el anterior gobierno presidido por el partido popular (PP), que adjudicó esta disposición a la empresa Setex-Aparki y que, a pesar de su voluntad, la modificación de la misma tendría un coste adicional que alcanzaría la cuantiosa cifra que abarca desde los 5.5 a los 8 millones de euros. Por lo tanto y, a descontento de muchos, han dejado claro que la cancelación del contracto no es una opción viable ya que el ayuntamiento no tiene la cantidad económica para hacer frente a esos costes. Para conseguir romper ese contrato o acuerdo, el ayuntamiento tendría que hacer uso del dinero disponible para los gastos sociales, un aspecto que de ninguna manera se llevará a cabo para acabar con la nueva medida del estacionamiento regulado.