En Vietnam la Marihuana crece naturalmente

Vietnam, país del sudeste asiático, conocido por ser escenario de una de las guerras más sangrientas del siglo XX, es uno de los lugares en el mundo donde la marihuana crece de un modo natural.

Las gigantescas plantaciones 100 % sativa en este lugar de la tierra, son propiciadas gracias al clima y las características botánicas favorables de la selva monzónica vietnamita.

A pesar de la gran cantidad de marihuana existente en el país, se considera un delito todo lo relacionado con esta planta. Es más, los vietnamitas utilizan el cannabis para mantener alimentado y relajado el ganado.

En qué zonas vietnamitas crece la marihuana

Para que la marihuana crezca naturalmente se necesita un clima cálido y seco, con una humedad adecuada del suelo. Por lo tanto, las sierras y montañas vietnamitas son zonas idóneas para el cultivo de esta planta.

Gracias a un clima favorable y un suelo fértil, el cannabis del sudeste asiático es una de las variedades más exquisitas que se puede encontrar en el mundo, como la inigualable calidad a la que nos tienen acostumbrados las semillas de cannabis Buddha Sheeds. Los distintos tipos se caracterizan por estar compuestas de un tallo alto principal y ramas principales, con unas hojas  que superan los ocho foliolos.

Pero el clima en Vietnam también tiene algún aspecto negativo que puede condicionar el producto final según la localización. Algunas plantaciones pueden volverse hermafroditas a causa de los cambios bruscos del clima en determinadas zonas montañosas.

La planta que cambió el transcurso de la guerra

La marihuana fue muy importante durante la guerra del Vietnam, de hecho, fue uno de los factores que ayudó a finiquitar esta absurda guerra. Los americanos llegaron a la antigua Indochina a principios de los años 60, concretamente el 1961, con la intención de evitar la unificación comunista entre la zona sur y norte del país.

Con el paso del tiempo y dada la barbarie que se estaba cometiendo con los habitantes locales, la marihuana servía como vía de escape para los soldados americanos. Después de 5 años de guerra, el 37 % de los soldados consumía para evadirse de las atrocidades que cometían. Asimismo, también sirvió para que los soldados se unieran en una sola dirección, independientemente de la raza o clase social a la que pertenecieran. La marihuana fue uno de los elementos que fue uniendo poco a poco al ejército americano en contra de la guerra del Vietnam.

El gobierno americano se vio obligado a retirarse del conflicto, viéndose incapaz de controlar a la opinión pública y a unos soldados que ya solo creían en la paz. A partir de ese momento, nació la contracultura, el punto que separa el bien del mal, lo moral de lo inmoral. Y afortunadamente, la marihuana fue una de las causas que hizo justicia mediante la única vía que conoce: el pacifismo.

La marihuana volvió a dar un ejemplo de civismo, paz y entendimiento. Este solo es un ejemplo más de los muchos beneficios que ha aportado y seguirá aportando esta sustancia a la civilización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *