Drones: la primera opción para la grabación de vídeos

Las empresas de fotografía y grabación de vídeo profesionales siempre han estado a la orden del día, y es que de hecho, se pueden considerar como unos de los negocios más rentables. La razón no es otra que las BBC (bodas, bautizos y comuniones), por mucha crisis o problemas económicos que puedan existir, nunca paran.

Empresas que siempre deben existir porque siempre hay gente que va a reclamar sus servicios, y que con el paso del tiempo han tenido que ir evolucionando para mejorar sus servicios y conseguir una mayor satisfacción por parte de los clientes. Y aquí es donde entran en juego los drones, que se han convertido en la primera opción para la grabación de vídeos, tal y como podemos ver en esta noticia sobre el aumento de grabaciones de vídeos con drones.

Un auge que no es de extrañar, puesto que la realidad es que los drones consiguen unas grabaciones sencillamente espectaculares, con una calidad muy superior a la que estábamos acostumbrado con los métodos que había hasta ahora para ello.

Conscientes de ello, hemos querido hacer un breve repaso a la historia de los drones para que los conozcamos un poco más, y sepamos todo lo que debemos saber sobre ellos.

¿Cuándo aparecieron los drones?

Aunque su auge es bastante reciente, lo cierto es que la historia de los drones no lo es tanto, puesto que se remonta al año 1849, cuando en Venecia decidieron lanzar al aire globos aerostáticos provistos de bombas. Años más tarde, en la segunda guerra mundial, se utilizó por primera vez aviones no tripulados para tomar imágenes de los enemigos.

Pero la aparición del primer dron como lo conocemos actualmente, se produjo en 2002 en los Estados Unidos. Se conocía como Predator y fue creado por la CIA para tratar de encontrar a Osama Bin  Laden. A partir de ese momento, el uso de drones en el terreno militar no hizo más que crecer.

Poco a poco, los drones fueron perfeccionando tanto, que hasta llegaron a convertirse en una opción para el uso recreativo, hasta llegar a la actualidad, que muchas personas, cada vez más, tienen un dron en casa.

¿Qué usos se le puede dar a un dron?

Uso recreativo

Exceptuando el uso militar, el uso recreativo de los drones es el más habitual, hasta el punto de convertirse en uno de los “juguetes” más demandados entre los más pequeños. También hay que destacar la utilización de los drones para grabar vídeos entre amigos, cada vez más.

Uso publicitario

Los drones y la publicidad van cogidos de la mano, y es que hay que reconocer que son una herramienta muy a tener en cuenta a la hora de grabar un publirreportaje o un spot televisivo, ya que permite grabar planos realmente espectaculares que marcan la diferencia, y que hacen destacar a cualquier empresa.

Y la realidad es que la historia de los drones no ha terminado, sino que no ha hecho más que a empezar, pues todo apunta a que continuarán avanzando y mejorando. Nadie sabe lo que el futuro nos podrá deparar en cuanto a los drones se refiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *