depósitos acero

Cómo ahorrar en tu factura de calefacción el próximo invierno

Uno de los objetivos que te planteas cada año es reducir la factura de la calefacción, en especial, si sabes que puedes hacerlo sin pasar frío. En este post te contaremos algunos secretos para que lo consigas y disfrutes de una agradable temperatura dentro de tu casa.

Consejos para que reduzcas la factura de la calefacción

1. No exageres la temperatura

Lo ideal para reducir tu factura es mantener una temperatura ambiente que resulte agradable en tu casa. No se trata de ir con chaqueta dentro de tu casa, pero tampoco hace falta que subas mucho los grados y necesites ponerte manga corta. El termostato ha de ajustarse a los 21 ºC o 22 ºC, para que dispongas de un buen ambiente y ahorres un 10 % o más en tu consumo energético.

2. Instala una solución que te ahorre costes

Puedes instalar los depósitos de acero de doble pared en la superficie. No necesitas cubeto de retención y puedes conectar varias unidades para ampliar la capacidad de almacenamiento. Son soluciones ideales para cualquier tipo de espacio, por lo que podrás disfrutar de una instalación de gasóleo y ahorrar costes en electricidad.

3. Revisa el buen funcionamiento del sistema

Es importante que cada año revises tu sistema de calefacción para comprobar que rinde correctamente y no tiene ningún problema. Este consejo es importante no solo por tu seguridad, sino también debido a que, si el sistema no funciona bien, es posible que consuma más combustible del que debería.

4. Aísla bien tu vivienda

Para evitar que el calor se escape por las ventanas o puertas, es importante que optimices el aislamiento térmico de tu casa. Puedes ahorrar un 15 % en tu factura, si tu vivienda está bien aislada.

5. Apaga la calefacción, si no hay nadie en tu casa

Tenemos la costumbre de dejar puesta la calefacción sin que estemos en casa. Lo mejor es utilizar un regulador que encienda el sistema una hora antes de llegar, para disfrutar de una buena temperatura, y lo apague una hora después de haberte dormido; pero, si no vas a estar en tu casa durante varias horas, no tiene sentido que la calefacción esté encendida durante todo ese tiempo.

6. Utiliza alfombras en invierno

Las alfombras consiguen retener el calor, además de ser excelentes soluciones decorativas. Pon alfombras en el suelo de diferentes estancias para mejorar el confort y reducir el consumo de calefacción.

7. No seques la ropa en los radiadores

Muchas personas tienen la costumbre de poner la ropa encima de los radiadores. Sin embargo, para disfrutar de una buena sensación térmica, es importante que no lo hagas. Si cubres el radiador, solo conseguirás aumentar tu factura energética.

Con estos sencillos consejos lograrás reducir tu consumo de calefacción durante los meses de invierno. Ahora tienes tiempo de acondicionar bien tu vivienda y disponer de un sistema que te permita mejorar la eficiencia energética. Si lo haces, conseguirás ahorrarte dinero en tu factura sin renunciar a disfrutar de la mejor temperatura para no pasar frío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *