Claves para cortar jamón ibérico correctamente

El jamón nos encanta y está presente en la mayoría de nuestros hogares, pero habitualmente nos encontramos con un problema común a la hora de consumirlo, que está directamente relacionado con la manera de cortarlo. Sí, y es que cortar un jamón correctamente no es una tarea precisamente sencilla, especialmente cuando no te han enseñado a ello.

Conscientes de ello, nosotros hemos querido aprovechar este post para darte una serie de consejos a la hora de cortar un jamón correctamente paso a paso. Para ello, nuestra primera recomendación es que apuestes por comprar jamones ibéricos Tartessos, que además de ser uno de los de mayor calidad, dada la jugosidad de su carne, también resultan unos de los más fáciles de cortar.

Comenzamos por la maza

Lo más recomendable es comenzar por la maza, situando siempre la pata del jamón mirando hacia arriba. De esta manera, la maza nos estará mirando a nosotros, mientras que la contramaza quedará hacia abajo. Si está situado correctamente, el codillo quedará en la parte más alta de la pieza, mientras que la pezuña quedará abajo. Hay que tener en cuenta que la punta es la parte última del jamón.

Comenzamos a cortar

Al comenzar a cortarlo, es fundamental sujetar el jamón firmemente para que no se mueva. Es importante que te asegures también de que el jamón se encuentre en la altura adecuada, como para poder cortarlo cómodamente y sin problemas.

Aquí los cuchillos desempeñan un papel fundamental, ya que serán los mejores aliados a la hora de cortar el jamón correctamente y que quede perfecto.

Realiza un profundo corte que llegue a tocar al hueso, y prueba a cortar una porción con forma de cuña, más o menos unos dos dedos por debajo de la línea que aparece en la diagonal del jamón.

Limpiamos la corteza

El siguiente paso será limpiar la corteza y eliminar la grasa amarilla de la parte por la que tengas previsto comenzar a cortar. De esta manera te garantizarás el buen sabor del jamón. Nuestro consejo es que a medida que vayas cortando, retires la corteza, ya que de lo contrario podría secarse.

Dirección correcta

Es fundamental que sigas la correcta dirección al cortar el jamón, que no es otra la que marca el propio eje del jamón. Para no equivocarte, comienza a cortar a partir de la parte más alta de la pieza, y conforme vayas cortando, notarás que te irás acercando al hueso. Mantén siempre el pulso firme y el jamón bien sujeto.

Terminando

A medida que hayas ido cortando el jamón, irás notando que te cuesta cada vez más sacar lonchas regulares debido a la presencia de los huesos. Cuando esto ocurra, para sacar el máximo provecho al jamón, nuestra recomendación es que trates de aprovechar toda la carne que queda en el jamón, para realizar taquitos ibéricos, que están sencillamente deliciosos.

Ten en cuenta que incluso puedes aprovechar los huesos para realizar todo tipo de guisados, caldos o pucheros. Como dice el refrán, “del cerdo se aprovecha todo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *