barranquismo valle del jerte

Barranquismo en el Valle del Jerte

El barranquismo es una de las actividades lúdicas más divertidas para llevar a cabo junto a un grupo de amigos e incluso en familia si la forma física lo permite. Poder recorrer barrancos, combinar caminar por escarpadas superficies con la natación en ríos y corrientes de diversa índole, y experimentar nuevas sensaciones son solo algunas de sus virtudes.

Barranquismo en el Valle del Jerte

El barranquismo en Jerte alcanza cotas insospechadas de riesgo, emoción, diversión y aventura. Cascadas con más de sesenta metros de altura, aguas transparentes y una amplia oferta de gargantas para recorrer conforman el grueso de su atractivo.

Por suerte, podrás escoger entre diversos niveles de dificultad dependiendo del barranco que prefieras. Los dos que encontrarás son:

El de los Hoyos. Idóneo para las personas con un nivel básico. El recorrido se completa en unas 3 horas. Tras una bajada inicial es posible deslizarse por toboganes naturales que serán el inicio del recorrido. Progresivamente irán apareciendo obstáculos en los que será necesario usar el rapel y algún que otro salto. Las vistas son magníficas y las sensaciones son muy adecuadas para los amantes de la naturaleza y de las emociones fuertes.

El de los Papuos. Aconsejable para los que tienen una larga experiencia practicando el barranquismo. Se termina en unas 5 horas y contiene todo lo que los amantes de este deporte van buscando: toboganes, rapels y cascadas. En algunos casos el descenso supera los 30 metros. Las aguas de esta garganta te ayudarán a sobrellevar mejor tu incomparable excursión.

El Valle del Jerte es un lugar perfecto para disfrutar tanto por los barrancos antedichos como por el resto de su orografía. A la famosa floración de los cerezos, se le une un clima agradable que permite llevar a cabo cualquier tipo de actividad durante todo el año.

Otros aspectos importantes

La práctica del barranquismo se lleva siempre a cabo de manera segura tanto para los participantes en la misma como para el entorno natural donde se desarrolla. Se trata de recorrer estos accidentes geográficos y de ponerse un poco a prueba, pero nunca de alterar el ecosistema o de provocar daños irreparables.

En todo momento es imprescindible llevar casco, arnés, un calzado adecuado, guantes y tener muchas ganas de afrontar todo tipo de retos. Si bien es cierto que el vértigo, o el miedo, puede afectarte, te aconsejamos que no dudes en ningún momento a la hora de repetir, o de probar por vez primera, una ruta de barranquismo.

La experiencia de cada guía es un grado, y en todo momento tendrás la oportunidad de descubrir nuevos parajes que no siempre son accesibles. Descender por una cascada de agua, nadar, volver a subir y sentirte capaz de lograr tu objetivo de terminar la ruta genera sensaciones nuevas y muy recomendables para todo tipo de personas.

Solo nos queda animarte a que descubras esta actividad deportiva o a que repitas esta forma de integrarte mejor en un entorno natural tan único como el del valle del Jerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *